Estrabismo

Es la desviación del alineamiento de un ojo en relación al otro. Implica la falta de coordinación entre los músculos oculares. Esto impide fijar la mirada de ambos ojos al mismo punto en el espacio, lo que ocasiona una visión binocular incorrecta que puede afectar adversamente en la percepción de la profundidad.

Después de un minucioso examen, incluyendo la evaluación de las estructuras internas del ojo, el oftalmólogo debe recomendar el tratamiento óptico (gafas), médico o quirúrgico apropiado. La oclusión del ojo dominante (por medio de parches) estimula el uso del ojo ambliope y puede ser necesario para reestablecer la visión.

La cirugía temprana es recomendable en estrabismos importantes porque así los niños pueden desarrollar la visión normalmente, evitando la aparición de ambliopías (ojos vagos) u otros trastornos. Cuando el niño crece, las posibilidades de conseguir una visión normal disminuyen. Además, el factor estético de un ojo desviado puede tener efectos negativos en la autoestima del niño

Deja un comentario